La britanidad al palo

Me pidieron una pequeña corresponsalía para Diario Inédito.com sobre la cobertura que los medios locales (RU) realizaron sobre la muerte de Margaret Thatcher, la dama de hierro. Me llamó la atención que fuera prácticamente una noticia más, por un lado, y por el otro que, para quienes se vieron más afectados por sus políticas durante todos estos años, no lo fuera. Mineros, estudiantes, trabajadores en general, ex sindicalistas, socialistas, se congregaron en diferentes puntos del Reino Unido para celebrar el fallacimiento. Me acerqué el mismo lunes del hecho a una cooperativa donde vi de cerca la catarsis de personas que sufrieron esas decisiones que modificaron sus vidas sustancialmente, quitando beneficios por los cuales las Unions habían luchado largamente.

Paradojalmente, esta muerte revive cuestiones que nunca fueron saldadas, pone de manifiesto descontentos históricos y una continuidad política económica que sigue golpeando a los que menos tienen.

Por estos días la sensación que se percibe desde las manifestaciones espontáneas de los britons es la de la dura metáfora: el que a hierro mata, a hierro muere. 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s